The Happy Architect

Humanitarian & Sustainable Architecture

El problema de la “Arquitectura Verde” y los “Espacios Verdes”

Sustentabilidad

Hoy en día (y desde hace una década) se habla con mayor fuerza y presencia sobre Arquitectura Verde, Arquitectura Ecológica, Arquitectura Medioambiental, Arquitectura Sustentable (y otros de Arquitectura Sostenible), etc. Sin embargo, (desde mi percepción) no son más que términos de mercadotecnia y publicidad que vende cosas que no son.

En lo personal, la Sustentabilidad es un punto muy importante en la Arquitectura y para ello, me gustaría primero aclarar lo que se dice que es. Según el informe de Brundtland de 1987 se dice que “Es la capacidad de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las del futuro”; valores diría yo, es “estúpido” tenerle que poner palabras diferentes a los valores que como sociedad debemos de tener, pero bueno, bien dicen “la moda se te acomoda”.

Para poder entenderlo mejor, siempre me gusta invitar a las personas a pensar en la historia de la humanidad, ¿qué pasó en los alrededores de 1,700 d.C? La revolución industrial y el pensamiento de que todo en este mundo era finito y por lo tanto, la única preocupación debía ser el crecimiento económico de las grandes ciudades; había esclavitud humana y qué decir de los recursos naturales. Después, ¿qué pasó en los alrededores de 1,800 y 1,900 d.C? Revoluciones, Independencias, Guerras; muchas de ellas ligadas a la posesión de tierras, dinero, pero también muchas otras enfocadas a la liberación de la esclavitud de millones de personas, incluso, luchas hasta nuestros tiempos para lograr derechos de igualdad, equidad, vida digna, una revelación en concientización en dónde ya no sólo lo económico era importante, si no también lo social, las personas… la humanidad, sin embargo, los bienes naturales aún seguían pasando desapercibidos, seguían siendo consumidos al por mayor sin pensar en las causas ambientales que esto generaba, hasta que llegaron en 1960 d.C los famosos “hippies”, amor y paz, ama a la tierra, besa el pasto, abraza un árbol, sé el mejor amigo de los animales, llegaron todos aquellos que verdaderamente se preocupaban por la vida natural.

Sustentabilidad

Empero, no basta con que cada quién jalara agua para su propia cosecha; me debo de sentir muy orgulloso que gran parte del avance cómo sociedad que hemos tenido, es gracias al descubrimiento de un mexicano (trabajado por Al Gore después) quién descubrió que había un agujero en la capa de ozono y que aquello estaba provocando cáncer, aceleramiento del calentamiento global y una serie de barbaries que acabaran con nosotros en poco tiempo y que seguro, ya te lo sabes de memoria; Cada que pregunto ¿Cómo piensan que es hoy en día ese agujero, más grande o más chico? la mayoría me responde lo mismo: “Es más grande porque cada vez contaminamos más”. Pero no, todo lo contrario, todos los avances que hemos logrado referente a este tema, han hecho que ese agujero se haya reducido en su diámetro, lo que quiere decir que lo poco que hagamos, sí puede hacer grandes cambios. Aquí nació por primera vez la “sustentabilidad”, esfuerzos tripartidos entre empujes de crecimiento social, ambiental y económico, y disculpen me, pero no se trata de satisfacer lo del presente sin comprometer el futuro, más bien ¿Cómo desarrollamos en el presente para dejar mejor el futuro?.

Aunque casi toda mi vida laboral y cómo estudiante del tema (y vaya que en la universidad no tenía ni un sólo tema referente a esto), debo decir que me provoca un poco de conflicto tener que hablar de ello con persona que venden Arquitectura Verde, Arquitectura Ecológica, Arquitectura Medioambiental, etc.

Entendamos, una construcción con muros de tierra no nos va a salvar de en lo que ya estamos metidos, pero claro que puede ayudar, una espacio verde lleno de césped (al menos en México) no hará más digno un espacio porque ello traerá una derrama económica inmensa, y así podríamos seguir.

  • Arquitectura Verde, no es Arquitectura Sustentable;
  • Arquitectura Ecológica, no es Arquitectura Sustentable;
  • Arquitectura Medioambiental, no es Arquitectura Sustentable;
  • Arquitectura Bioclimática, no es Arquitectura Sustentable, y;
  • Arquitectura Sostenible, no existe.

Arquitectura Sustentable va más allá de una Certificación LEED, BREAM, Earth Check, PCES, NMX en México, etc. Yo lo definiría como “el arte de hacer habitable un espacio”, desde su ciclo de vida en la construcción, operación, mantenimiento y demolición, desde el gasto que este espacio tiene, desde crear oportunidades de crecimiento para las personas, pero sobre todo, el arte y la magia de desarrollar para el futuro satisfaciendo las necesidades del presente.

Desde mi percepción, eso es Arquitectura Sustentable.

Por: Eduardo Ortiz

Arquitecto LEED Green Associate

http://www.about.me/edby7

2-01

Dios no es para todos

¿Alguna vez has recibido un regalo en tu vida? Seguramente tu respuesta será afirmativa. ¿Que pasa cuando ese regalo te gusta? ¿Lo presumes? ¿Lo usas? ¿Lo cuidas? Pero ¿qué pasa cuando ese regalo no te gusta? ¿Lo guardas? ¿Lo tiras? ¿Lo vuelves a regalar?

Hay un dicho que dice que “la vida está llena de sorpresas”, que la mayoria de las veces no sabemos lo que sigue y que en otras ocasiones si sabemos lo que viene, pero cuando llega, resulta que no es exactamente como quisiéramos. ¿Cuántas veces de cumpleaños, navidad o algún otro festejo pedimos una bicicleta, juguete, ropa o libro y llega, pero no del color que queríamos, tamaño, forma o la marca?

Entonces, si la vida está llena de sorpresas y no siempre es como quisiéramos, definitivamente la vida es un gran regalo, es una oportunidad de hacer y deshacer lo que a uno le plazca. Así mismo, la vida también está llena de pequeños regalos como el amor, la autorealización, el sexo, la música y los tacos, sin embargo, también está llena de otras cosas que suelen no gustarnarnos como la decepción, la muerte, la guerra y la injusticia, ah y también los champiñones (los detesto), aún así, nosotros tenemos que decidir que hacer con ellos, si presumirlos o escondernos, o volverlos a regalar, y cuando nos regalan algo que no nos gusta y lo volvemos a regalar, yo lo llamaría desagradecido.

Sin embargo, seguramente la interrogante de todos aquellos que no creen en Dios con la justificación de que si realmente existiera Dios, no habría maldad en este mundo, para mi es muy válida.

Y es aquí donde digo que Dios no es para todos, de hecho, Dios no es para los que no nacieron en el pueblo de Israel, el mismo Jesús de Nazaret lo dijo en Mateo 15, 24 “Dios me ha enviado sólo a las ovejas pérdidas del pueblo de Isarel”. ¿Qué quiere decir? Yo pregunto, si ustedes tuvieran un hijo, ¿lo dejarían que se fuera con una persona que no conocieran? Seguramente no, porque una de las primeras cosas que nos enseñan en la vida es “no hables con extraños” y si la encomienda que le hicieron a Jesús era velar sólo por sus ovejas de Israel, cualquiera que se quisiera acercar a Él y que fuera extranjero sería un extraño, por lo tanto, Él no tendría porque hablar con nosotros, no tendríamos porque importarle, sin embargo, está extranjera que estaba enferma dice algo muy importante en el mismo Mateo 15. 27 “Es cierto, Señor, pero también los perritos comen las migajas que caen de la mesa de sus amos” a lo que Jesús le contesta “¡Mujer, qué grande es tu fe! Que te suceda lo que tu pides” Mateo 15. 28.

Efectivamente Dios no es para todos, Dios es para los que quieren, para los que lo buscan, para los que se acercan a Él y conocen su palabra, sus promesas. Así como el regalo de la vida, otros de los regalos que se nos han dado es el regalo de elegir, de decidir en que queremos creer, y seguro habrá millones de personas que dicen no creer en Dios porque han tenido malas experiencias, sin embargo eso no es una justificación válida para decir que no existe, por eso es importante reconocer que nosotros somos libres de elegir entre conocerlo y no, y conocerlo es leerlo, vivirlo, sentirlo, no sólo saber de Él porque la vecina o mi tradición familiar que me dice que existe y tengo que creer. Y si nosotros no lo queremos conocer, entonces nosotros también seríamos un extraño para él, por lo tanto Él no tendría porque escucharnos y mucho menos beneficiarnos con su gracias. Es cierto, también dice que Dios es amor y que es para todos, pero Dios no obliga a que lo conozcamos y si nuestro deseo es no conocerlo, entonces sería hipócrita hablar bien de él y no conocer su palabra, pero también sería inmoral hablar mal de él y tampoco conocerlo.

Mi pregunta sería, si así como mamá o la abuela nos regala una sudadera en navidad porque ella creé que es lo que necesitamos aunque no nos guste. ¿Entonces quién nos regala la vida si Dios no existe? Entonces yo sólo podría decir que efectivamente, Dios no es para todo.

Por: Eduardo Ortiz
Hijo de Dios
Basado en la Homilía del Padre Salesiano Ernesto Sandoval

Por: Eduardo Ortiz

Arquitectura Cantinflada… ¿Sustentable o Sostenible?

Featured image

Hay un dicho que dice “Sigue la moda”… no, “todos somos moda”… mmm… tampoco, “la moda se te acomoda” creo que sí, o algo así. Buen el punto es que dice el dicho que dice uno que cuando la moda dice que todos nos vistamos de rojo, a ponerse calzones rojos para navidad, y cuando dice blanco, todos de blancos para hacer mega marchas por la paz, o cuando dicen negro, todos de negro porque se murió el tío del primo de la tía abuela de la madrastra de mi media hermana que no es mi mamá, y de veinte años para acá, todos de verde porque el planeta hay que cuidar.

Sin embargo, ¿Porqué de Verde? ¿Quién dijo que ser verdes es ser ecológicos, sustentables, amigables, ambientalistas o protectores de la madre tierra?

Si bien, desde la llegada de los famosos “hippies”, algunas personas comenzaron a tener una preocupación por el cuidado de las plantas y los animales, pero no fue hasta 1987 que en Noruega con el Informe de Brundtland en dónde oficialmente se mencionó por primera vez la palabra “Sostenibilidad”, que según ellos, significa “satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades” (O al menos eso es lo que dice Wikipedia, y no porque sea mi fuente más confiable, sino porque es la principal plataforma de consulta de todos aquellos que ignoran alguna información). Pero mi pregunta es ¿Entonces que tiene que ver la ecología, los productos verdes, los ambientalistas, los productos amigables con la sostenibilidad o en su defecto, la sustentabilidad?

Para empezar podemos decir que ninguna, la ecología es una ciencia que estudia los fenómenos en nuestro querido planeta (que parece que ni es tan querido por nuestra raza humana), los producto verdes no dejan de ser un producto pintado de la mezcla del color azul y amarillo, los ambientalistas son aquellos que defienden todo lo que tiene que ver con la flora y la fauna y los amigables… pues bueno, mejor no le sigo. Sin embargo, hablar de “Sostenibilidad” o “Sustentabilidad” es hablar de algo muy complejo, empezando con que para sorpresa de muchos, la palabra “sustentable” no existe según la Real Academia Española (RAE), mientras que cuando habla de “Sostenible” dice que es “Dicho de un proceso. Que puede mantenerse por sí mismo.” ¿Entonces? BANG. ¿A caso existe algún edificio que se haya construido por sí mismo desde el proceso? Pues ninguno hasta donde mi grandísima ignorancia me lo permite.

Quiero explicar que usted entienda que quiero que no entienda que no quiero convencerlo de que usted no sepa que según Wikipedia dice que dijo sobre lo que significa “Sostenibilidad” o “Sustentabilidad”. ¿…? exactamente así me sentía cuando comenzaba a meterme a este rollo de las “cosas verdes” no entendía “ni pa, ni pe, ni pi” dijo el señor Mario Moreno “Cantinflas” (Que de nuevo está de moda con su película).

¿Qué entendí? Simplemente que así como explicó Darwin, todo parte de la evolución (y no me estoy metiendo en temas divinos quiero resaltar). Si alguna vez se dijo que “sustentabilidad” y “sostenibilidad” es lo mismo, y después dijo la RAE que sustentabilidad no existía, pues yo digo que sí deberían de existir las dos, pero con diferente significado simplemente por el hecho que por ahora, no existe ni habrá en mucho un tiempo un edificio que pueda construirse por sí mismo, pues siempre necesitará del dinero, de las personas y de los recursos naturales. Por lo que puedo asegurar y afirmar (al menos de que alguien me diga una mejor alternativa) que la Sustentabilidad es cuando un proyecto impacta negativamente lo menor posible y Sostenible es cuando algo es autosuficiente desde su creación, teniendo un impacto negativo “cero”.

Pero es aquí a donde quiero llegar (si por fin). ¿Cómo podemos hablar de proyectos sustentables cuando en repetidas ocasiones no se considera la parte social, a la parte ambiental o a la parte económica?

Hoy en día es muy sencillo encontrar en la red y revistas listas y listas de edificios que dicen ser los más sustentables del mundo, organizaciones como el USGBC, BREEM, VERDE, normas internacionales y entre otros, han desarrollador programas para evaluar y determinar a través de diferentes herramientas y estándares de calidad cuando un edificio es o no sustentable, el problema es que para una organización, no es importante considerar ciertos aspectos que para otra son los más importantes. Sin embargo, muchos autores han dicho que las edificaciones sostenibles son aquellas que reducen su consumo energético, por lo tanto, no importaría en lo absoluto la parte ambiental ni la social.

Si bien, he “cantinfleado” un poco sobre lo que es y no la Arquitectura Sustentable o Sostenible, ya podemos asegurar que por lo pronto sólo podemos hablar de Arquitectura Sustentable basado en que es aquella que se preocupa por el bienestar del cliente o los usuarios, que se sientan a gusto en el entorno en el que viven desde el interior o exterior de cada uno de los espacios (reiterando que en cada uno, no sólo algunos), así mismo, la arquitectura sustentable cuida que todos sus recursos materiales hayan provenido de reservas reguladas que produzcan más de lo que consumen (y sé que esa no es la ley de la oferta y la demanda) pero es indispensable producir más árboles que la madera que consumismo, producir más energía renovable que la energía que consumimos y reducir los consumos de fuentes como CFC (que están prohibidos desde el 2010 por el Protocolo de Montreal), Petróleo, combustibles no naturales y otros no renovables que aún se utilizan en el mercado. Y la parte más importante, la que a todo cliente le “duele” y a los vendedores de ideas nos interesa, la parte económica. Sabemos que la mayoría de los grandes proyectos que se realizan a nivel mundial, son catalogados así por sus fuertes gastos económicos para poder admirar “su belleza”, sin embargo, un proyecto sustentable debe cuidar ese aspecto desde el diseño, la gestión, la construcción, el mantenimiento y el fin del ciclo de vida del proyecto (cradle to cradle).

En resumen podríamos decir que un buen proyecto sustentable, (independientemente de lo que las organizaciones o programas internacionales digan) debe de ser:

1. Apto para el uso del usuario a beneficiar, que se sienta a gusto y tranquilo con su vivir en el día a día, así como que cuide su salud mental, espiritual y física todos los días de su existencia.

2. Reducir el consumo de recursos naturales (sobre todo los no renovables) antes, durante y después de su construcción, mismos que deberán de cuidar la integridad ambiental de su entorno.

3. Que gaste únicamente y exclusivamente lo necesario para poder cumplir con los puntos anteriores.

Me retiro con una frase que me surgió (que seguramente alguien más ya dijo… o no) mientras escribía este pequeño punto de vista;

“Un Arquitecto que sea rico económicamente no es aquél que cobré un buen porcentaje de los materiales, mano de obra y equipos que haya utilizado durante la construcción, si no aquel que haya cobrado más por sus buenas ideas, y eso… te lo puede dar un proyecto sustentable”.

Por: Arq. Eduardo Ortiz LEED Green Associate

El terror de las Palomitas Azules de Whatsapp

Sin duda alguna, lo que acaba de hacer el equipo de  Mark Zuckerberg para la aplicación de whatsapp con las “palomitas azules” de verificación ha causado gran revuelto entre la población mundial que utiliza ese medio de comunicación por el hecho de que ahora, las personas que envíen mensajes (llamados whats) y estos sean leídos por sus receptores, te marcará con dos palomas azules que ha sido leído. ¿Cuál es el problema? Pues que ya no podrás ignorar los mensajes mintiendo que no los recibiste o no los leíste, en pocas palabras, ya no te podrás “sordear” una vez habiendo leído el mensaje de esa persona a la que no le quieres contestar, causando enojos, molestias, novias psicópatas queriendo saber en dónde está el novio, novios celosos creyendo que les están poniendo el cuerdo, mamás preocupadas porque pensarán que sus hijos han sido secuestrados y los “malitos” ya leyeron los mensajes, hermanos enojados porque el suyo se puso su ropa y la necesita para su cita, o los que se llevaron el carro sin pedir permiso, clientes molestos porque ya pagaron y el vendedor no les responde, en fin, así podríamos seguir con la gran lista, pero ¿Cuál es realmente el problema?

Indagan ayer por la red, me encontré un diseño gráfico que me impactó, era muy sencillo, pero cambió mi perspectiva de ver lo que realmente somos los seres humanos, o la mayoría… no somos nada, diría que somos unos animales, pero seguro que los animales se compadecen más por sus compañeros que necesitan ayuda, que están en peligro, no podría denigrar a los animales diciéndoles que son igual que nosotros, ellos si razonan ante cierto tipo de adversidades ¿nosotros? Nosotros nos indignamos porque no nos contestan los “whats”, pero ¿Por qué no nos indignamos por ver a personas en la calle sin techo, sin comida o sin ropa? Simplemente los dejamos en “visto” en “palomitas azules” y pocos contestan a esos “vistos” que están en el día a día en nuestro andar por zonas urbanas y rurales.

Entonces la pregunta es ¿Realmente qué somos como seres humanos si nos indignamos por qué nos dejan “visto” en una mensajería o red social y no nos indignamos ante las realidades que están ocurriendo en nuestro alrededor? No sé, pero seguramente animales no, porque lo que he visto, es que ellos si se apiadarían de su misma especie ante cualquier adversidad.

Felicito a la organización internacional TECHO por este grandísimo diseño que hicieron, que a mi parecer, es el mejor que he visto en toda mi vida, simple, sencillo y con mucho contenido para hablar de lo que realmente es el problema… nuestra indiferencia.

Featured image

Por: Eduardo Ortiz

Coordinador del Capítulo Monterrey de

Architecture For Humanity

7 principios básicos del Trabajo en Equipo

workteam

Durante la historia de la humanidad, trabajar en equipo, ha sido uno de las principales estrategias para poder lograr los diferentes objetivos que naciones o grupos de personas se han propuesto como ganar batallas, guerras completas, campeonatos, concursos, hacer dinero, lograr ventas, vender ideas, lograr la felicidad y hasta cambiar el mundo. Pero ¿Qué es el trabajo en equipo?

Dice Ramírez (2012) que “El trabajo en equipo es la habilidad de trabajar juntos hacia una visión común. Es el combustible que le permite a la gente común obtener resultados poco comunes” Sin embargo ¿Dónde nace el trabajo en equipo? Es simple, la familia. La familia es el primer equipo dónde uno se desarrolla, dónde existe alguien o varios que llevan la batuta de lo que se hace dentro y fuera de casa, y que si uno falla en sus labores, seguramente comienzan a generarse problemas. Es importante recalcar lo que dice Gerke (1998) “En un equipo, los conflictos son inevitables… de hecho para lograr soluciones sinérgicas se necesita una variedad de ideas y aproximaciones. Estos son los ingredientes para el conflicto.” Y si retomáramos nuestras experiencias en casa, seguramente recordaríamos discusiones, regaños y hasta fuertes peleas, pero que seguramente la mayoría de las veces los motivos son con la intención de mejorar como familia.

Vamos a comentar un ejemplo; Imagina que deseas invertir en hacer un restaurante con la visión de que será en algunos años catalogado como el mejor de París y comienzas a trabajar en ello, contratas al mejor arquitecto para que realice el diseño de tu establecimiento, después a los mejores decoradores, sigues la mercadotecnia y consigues al mejor Chef del momento, buscas a los mejores meseros y los capacitas con la intención de que brinden el mejor servicio, la mejor empresa de limpieza y buscas a los mejores proveedores de alimentos y cuando crees que ya tienes todo listo, haces la inauguración del restaurante, pero al pasar de una semana, uno de tus clientes manda a llamar al gerente para quejarse porque uno de sus cubiertos sin usar, tenía un hedor a comida putrefacta a causa de que el Lavaplatos no hizo bien su trabajo. ¿Qué pasaría con la visión que tenías de convertirte en el mejor? Seguramente fracasarías, por lo que para poder lograr tu objetivo, necesitarías también contar con el mejor Lavaplatos. Según Kroc (1968) “Ninguno de nosotros es más importante que el resto de nosotros.” Y tiene mucha razón, ya que si alguien dentro de un equipo se considera más que los demás, seguramente todo siempre terminaría en fracaso, con lo que me gustaría citar también a De Calcuta (1970) cuando dice “Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.”

A pesar de que nadie es más importante que los demás, es importante resaltar que dentro de un equipo debemos de contar con un guía que nos ayude a los demás a crecer. Con lo anterior me gustaría compartir una frase personal “Subir, haciendo subir a los demás” Ortiz (2007) que quiere decir que para que uno como persona pueda crecer, tu equipo también lo debe de hacer, de lo contrario, nunca lograríamos alcanzar nuestras metas ni personales, y mucho menos grupales. Es por eso que he desarrollado 5 características principales que debe de tener un equipo de trabajo: Tener los Objetivos Claros, ya que sin ellos, nunca habrá un rumbo que todos deban tomar; Coordinar el trabajo colectivo, pues siempre debe de haber alguien que esté cuidando que todas las acciones que se hagan estén encaminadas a lograr los objetivos; Liderazgo, ya que cada quién deberá de ser el mejor en su área, ser capaz de enseñar, estimular e impulsar a sus compañeros a ser mejores cada día; Reconocimiento de roles, ya que cuando los integrantes de un equipo no tiene bien definido cuales son las actividades que se tienen que hacer, será difícil que estas actividades mal ejecutada consigan los resultados esperados, sin embargo, es importante recalcar que cada integrante tiene habilidades y conocimientos diferentes, por lo que ellos marcarán la pauta de cuál es el rol de cada persona, y por último, Motivación, ya que un equipo que no se encuentra lo suficientemente motivado para desempeñar su roles, será ineficiente a la hora de querer conseguir los objetivos grupales. Dice Covey (2005) “La fuerza reside en las diferencias, no en las similitudes.”

Entonces, para poder hacer un buen equipo, es indispensable que se conozca a cada uno de los integrantes de éste, ya que los equipos están basados en potenciales humanos y no en individualidades,, así mismo, cuando uno decide trabajar con un grupo de personas, tiene la decisión y voluntad de que habrá personas que tendrán un rol diferente y que por lo tanto, habrá unos que tendrán que dar la cara por los objetivos ante los demás, con lo que parecerá que el crédito se lo está llevando una persona o un grupo mínimo de personas, más como ya habíamos mencionado, no significa que alguien sea más que los demás, menciona Lencioni (2010) que “Trabajar en equipo no es una virtud, es una elección consciente y voluntaria que surge construyendo lazos de confianza basados en la vulnerabilidad humana que muestran los integrantes del equipo, ante sus errores, temores, y dificultades.”

Los 7 puntos más importantes para trabajar en equipo

  1. Reconozcan sus objetivos: Asegúrate de que los objetivos del grupo sean los mismos, de lo contrario, será imposible lograr un resultado.
  2. Conócete: Aquél que no conoce sus habilidades y debilidad, nunca sabrá que aportar a los demás.
  3. Conoce a tus coequiperos: Una vez que hayas reconocido tus habilidades y debilidades, identifica la de tus compañeros de equipo.
  4. Reconocimiento de Actividades: Asegúrate de que cada quien conozca a detalle cuales serán sus funciones dentro del equipo.
  5.  Todos son líderes: Seguramente has escuchado o leído acerca de que es difícil que un equipo funcione cuando está lleno de líderes, ya que cada quien desea aportar su conocimiento, pero ten en cuenta que un líder; escucha, comprende, delibera y es capaz de guardar silencio y atender las indicaciones cuando un compañero tiene la razón. Lo líderes no son estrellas solitarias, si no son un conjunto de puntos en el cielo que hacen que la noches sean más bellas. Por lo tanto, cada quien debe de ser líder en sus actividades.
  6. Todos son maestros: Es importante que cada uno de los compañeros aporte experiencias, no tienen que ser solamente profesionales, pueden ser experiencias de vida, escolares y también espirituales que ayuden a lograr los objetivos. Pero también, es importante que todos compartan información y nadie se guarde aprendizajes. Si quieres crecer, tus compañeros también tendrán que hacerlo.
  7. Recompensas: Es importante que cada uno de los que colaboran en los equipos tengan recompensas, de lo contrario, esas personas que no las reciban, sentirán que están trabajando sin recibir nada a cambio, por ello es importante que realices el punto número 3, ahí sabrás que es lo que necesita cada quien.

En conclusión, una persona puede tener todos los conocimientos y habilidades para poder lograr los objetivos que se proponga, pero si no tiene un grupo de personas que lo respalden, difícilmente logrará sus objetivos, alguna vez dijo Walt Disney (1967) “Puedes diseñar y crear, y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero se necesita gente para hacer el sueño realidad.”

Por: Arq. Eduardo Ortiz

http://www.about.me/edby7

Una historia Sin Nombre…

gaza_12

Las horas pasaban de largo, el sonar del viento alborotaba el reverder de aquel inmenso viejo árbol que cuidaba el centro la plaza desolada, la basura remolineaba con los grandes susurros, la brisa de la fuente redonda y barroca con sus luces iluminaban sólo la parte central de aquel lugar tan frecuentado por parejas, familias y niños que habían dejado su huella durante el transcurso del día, pero que como a cada llegada de la oscuridad, sólo la armonía de los sonidos de la naturaleza y los desechos de la humanidad se hacían escuchar. Todo era tan perfecto, pero a la vez tan imperfecto, todo era tranquilo, pero a la vez tan lleno de ruido, no pasaba un día en que la rutina no fuera la misma para aquellos dos viejos amigos, el árbol y la plaza, la plaza y el árbol.

De pronto un día todo cambió, eran las vísperas de la salida del señor sol, el cielo se iluminó, el reverder de las hojas se comenzaron a carcomer y a tornarse de un color oscuro carbonizado mientras se adornaban con un brillo de tonos rojos y amarillos… todo se sacudía. El agua de aquella fuente salió de su pequeño refugio y la otra parte que había quedado dentro de la fuente, se mezclaba con restos de cenizas que el viento atraía. En el ambiente no había armonía, no era el típico grito de niños jugando, de familias riendo, de novios peleando, tampoco era el sonar de algo natural, todo era algo desconocido. 

De pronto, un pequeño niño que vestía unas bermudas a color espárrago y playera granate con manchas carbonizadas en la piel, tocó la corteza del árbol con su pequeña mano izquierda mientras hacía que sus rodillas le permitieran agacharse para recoger a un cárabo bebé que había caído junto con un nido desde la parte alta del mismo árbol, que conforme pasaban los segundos, se tornaba de un color amarillo ardiente. La pequeña ave apenas podía mover sus alas, era notorio que tenía hambre, movía su pico hacia arriba, estaba solo, seguramente su madre había salido a buscar alimento, sin embargo, al igual que aquel cárabo, el pequeño hombrecito también estaba solo, solo en medio de una plaza dónde imperaba el ruido sin presencia humana más que la de él que no decía ni una sola palabra.

El pequeño tomó el ave y lo miró fijamente. El árbol comenzaba a mudar sus colores vivos al igual que los que tenía el niño en su rostro… carbonizados, sucios, oscuros, llenos de tristeza. La poca agua que quedaba en la fuente se tornaban a un color gris. El pequeño no decía nada, sólo miraba fijamente mientras el trino del ave se hacía más sonoro. Nadie sabía lo que estaba pasando, ni la fuente, ni el árbol, ni el niño ni el cárabo, todo parecía un caos en el ambiente, pero nadie lograba observar nada.

Fue entonces que un silbido causado por un cilindro de acero comenzaba a causar más ruido de lo que antes se escuchaba y conforme pasaban los segundos, la frecuencia de estos hacía que lo demás pareciera que habría desaparecido. El árbol volteo fijamente al cielo para darse cuenta que el primer rayo del sol apuntaba a ese cilindro que se acercaba a ellos a una alta velocidad. Volteó de nuevo abajo y observó a su vieja amiga, al pequeño y al ave. Mientras los miraba con una ternura de amor de padre, sus ramas comenzaron a transparentarse y su follaje a tornarse de un dorado celestial, los destellos que emanaba su grandeza podrían deslumbrar a cualquiera, el sonido catastrófico que rodeaba ese pequeño lugar fue remplazado por canto de aves, aves que no existían, pero que salían del interior de aquel árbol angelical. Al acercarse aquel misil a donde estaban los cuatro, sus ramas transparentosas se extendieron hasta donde estaba la fuente y el follaje comenzó a crecer haciendo un gran cúpula. El misil golpeo en la copa del árbol y estalló como todos lo hacen. El impacto fue tan grande que acabó con todo lo que había alrededor. Silencio, paz, tranquilidad. Sólo el sonido del fuego se dejaba escuchar. El follaje del árbol comenzó a desprenderse, sus ramas se encogieron y se tornaron negro, se hicieron cenizas, sólo quedó el tronco de aquél gran árbol.

El pequeño y el ave voltearon a su alrededor. No había más árboles, no había más personas, no había más ruido, no había más parque, sólo una fuente con agua contaminada por las cenizas de un todo y que ahora eran una nada. 

Por: Alguien que mantiene viva su esperanza.

Eduardo Ortiz

http://www.about.me/edby7

Un arte sencillo de entender y difícil de aplicar: Escuchar.

Edddddddddddd

Hace poco estaba leyendo a Mankell (2013), escritor en la famosa revista Selecciones y estaba él contando su anécdota vivida en África, después de ello hizo la siguiente reflexión “¿Cuál es la razón de sólo tener una boca y dos oídos? Probablemente nacemos así para que escuchemos el doble de lo que hablamos.”

 

Entre hablar y escuchar existe una enorme diferencia, el que habla tiene que ser apasionado, utilizar las mejores estrategias posibles para poder generar un alto impacto con su mensaje entre sus receptores, tiene que aprender de los mejores, ser auténtico e inclusive “loco”, sin embargo, dentro de la comunicación, existe un personaje que en lo personal resulta ser el más importante y ese es el receptor, ya que no existiría comunicación sin él y decía Winston Churchill (1954) “Se necesita coraje para pararse y hablar, pero mucho más para sentarse y escuchar.” Es por eso que se hablará sobre el arte de escuchar, tema que a su vez será complementado por puntos importantes de la comunicación no verbal, haciendo hincapié sobre porque es importante para un orador saber escuchar.

 

Retomando un poco la lectura que había hecho sobre Mankell (2013), él hizo mención sobre una anécdota que en lo personal me impactó cuando dijo que “Estaba yo de visita en su casa. Empezó a contarme una historia increíble acerca de algo que le ocurrió cuando era joven; era una historia muy larga. Al caer la noche, me dijo que tendría que volver al día siguiente para contarme el resto, pero cuando llegué allí, ya había muerto.” ¿Reflexión? Simple, hoy en día las personas sólo queremos ser escuchados, pero pocos realmente saben hacerlo, o quieren, y el mencionaba que en África, era tan importante saber escuchar, que si alguien pasaba horas contándote sobre alguna situación y si éste no terminaba, te pedía que volvieras al siguiente día para que siguiera haciéndolo. Cuando terminé de leer esas reflexiones sobre la comunicación, lo primero que vino a mi mente fue sobre cuántas veces nos hemos despegado el teléfono de la oreja cuando un amigo o familiar nos habla para contarnos sobre un problema ¿Problemas cultural o de respeto? No sé, pero seguramente que si como docentes le diéramos esa oportunidad por lo menos una vez a cada alumno, nuestra educación sería completamente distinta. Si bien, en la actualidad, se están involucrando psicólogos o sociólogos a las áreas educativas para que vean esos temas directamente con los alumnos, también es cierto que ellos no llevan el proceso de aprendizaje que un docente está llevando a cabo. Con lo anterior, se me vino un proverbio italiano que creo conveniente citar “Del escuchar procede la sabiduría, y del hablar el arrepentimiento.” Y que importante para nuestra labor como docentes, ya que escuchar nos hará aprender más cosas en el camino que simplemente hablar, y es uno de los principales errores que cometemos en el área de la educación, al creer que nosotros los docentes sólo enseñamos, cuando seguramente que todos los alumnos nos mostrarán una infinidad de verdades que aún no conocemos. Pero entonces, ¿Cuál es realmente la problemática dentro de la comunicación? ¿Es acaso un problema de los docentes? Seguramente no, en repetidas ocasiones, el no saber escuchar viene principalmente del trato que se da en casa, cuando un padre de familia no escucha los problemas o necesidades de sus hijos, ellos crecen con la mentalidad de que tienes que ganarte el derecho a hablar y que cuando te lo ganes, quien te escucha deberá callarse y escuchar lo que uno está diciendo.

 

Si bien, es cierto que escuchar es de suma importancia, mostrar que sabes hacerlo también es de suma importancia, a que uno podrá estar sentado aparentando escuchar lo que el emisor está diciendo, sin embargo, nuestra actitud o nuestra “comunicación no verbal” podrá estar diciendo todo lo contrario ¿Ejemplo? Sencillo, en nuestras días, la era de los celulares inteligentes ha hecho que se merme la forma en que dos personas se comunican frente a frente, ya que se están dando una infinidad de casos al estar un maestro dando una clase, un expositor una conferencia, un padre de familia intentando comunicarse con su hijo, e incluso, las parejas de novios que salen a comer y uno está todo el tiempo viendo su celular, lo que detona en una falta de interés por parte de quien funge como receptor. Dice la institución educativa PERSUM (2010)  “La conducta no verbal es inevitable. Alguien puede decidir no hablar pero aun así sigue emitiendo señales no verbales.” Es por ello el título de este ensayo, pues podremos hacer como que un tema nos interesa, sin embargo, es un arte saber hacerlo. La misma institución educativa hace una selección de los siguientes puntos para poder desarrollar como un gran orador en base al saber escuchar y dicen que para poder dominar las principales estrategias de la comunicación no verbal se necesita: saber que PERSUM (2010):

  • “La mirada es única en el sentido de que es tanto un canal (receptor) como una señal (emisor).”
  • “La expresión facial muestra el estado de ánimo de un interactor, aunque éste puede tratar de ocultarlo.”
  • “La sonrisa puede tener un gran impacto sobre la calidad de nuestros intercambios.”
  • “Las posiciones de la postura sirven para comunicar distintos rasgos como: actitudes, acompañamiento de emociones y emociones.”
  • “Un gesto, su función principal es la de ilustradores, acompañando al habla y aumentando el mensaje verbal.”

Es por eso que si quisiéramos complementar ambos temas, podríamos definir que “Lo mejor para motivar a una persona es escucharla” Fernández (1998), ya que si realmente queremos comunicar nuestro mensaje o idea, escuchar será siempre el primer paso para lograr nuestro objetivo. Valerse de estas dos herramientas realmente es un trabajo difícil de lograr, tener que controlar todos los movimientos del cuerpo, con la atención y realmente escuchar, se vuelve un proceso que pocos pueden aplicar en su vida diaria.

 

Es de suma importancia que como docentes no sólo aprendamos la teoría sobre las técnicas de comunicación oral, si no que aprender a escuchar a nuestros alumnos para que nuestros conocimientos y experiencias puedan tener siempre un impacto positivo en el caminar de ellos, así como entender que no siempre será sencillo poder convertirse en el receptor principal de sus idea, pero que darnos un tiempo para tomar ese papel, podrá mejorar siempre nuestros procesos, expectativas  habilidades dentro de la docencia.

Por: Eduardo Ortiz

arquitecto

Al arte de saber comunicar

1269028_10151627593150684_500304302_o

“Antes de hablar, cállate…” una vez dijo el ex presidente de Reino Unido Winston Churchill cuando le preguntaron acerca de cuáles eran las mejores estrategias para convertirse en un gran orador, él era una persona enfática, directa y con una persuasión enorme hacia multitudes de personas de diferentes naciones ¿Entonces cómo no tomar en cuenta semejante consejo?

Si hiciéramos una reflexión sobre cuáles han sido los acontecimientos más importantes de la humanidad, concluiríamos que ésta se ha regido principalmente por un factor llamado “el orador”, el cual ha estado representado por diversos personajes como Aristóteles, Jesús de Nazaret, Napoleón Bonaparte, Martin Luther King Jr, Adolfo Hitler, Gandhi y así podríamos seguir con una lista inmensa de personajes históricos que para bien o para mal, han influenciado sus palabras en millones de personas para alterar el curso de las acciones humanas. Con ello, hablar hoy en día de las cualidades que debe tener un orador para lograr sus objetivos, ha sido motivo de estudios y desarrollo de técnicas a nivel mundial que miles de escritores e investigadores han plasmado en libros, revistas, manuales y otros recursos distintos que están a la mano de cualquiera que esté interesado en aprender sobre el tema, sin embargo, ¿Qué hace que nuestro mensaje pueda ser transmitido a millones de personas? En los siguientes párrafos podremos encontrar algunas estrategias de implementación para convertirse en un orador impecable basadas en el análisis del control de las emociones, así como la credibilidad que una persona debe tener para poder convertirse en el orador que convenció a millones de personas con un simple mensaje.

Pero, ¿Qué hace que una persona no pueda plantarse frente a un grupo de personas a compartir su mensaje? Según Ana Polo (2010) “Winston Churchill reconoció que era tremendamente inseguro y que hacía lo imposible por evitar hablar en público.” La inseguridad personal, el nerviosismo, la falta de práctica, la ausencia de conocimiento, el factor de experiencias negativas y la simple causa de no creer las palabras de lo que estamos hablando, son las principales causas que considero como los “bloqueadores” para que una persona no se convierta en un simple orador, entonces ¿qué otros elementos “bloqueadores” existen para no poder convencer con nuestras palabras a millones de receptores? Simple, querer ser un gran orador y para ello, habría que estudiar a los mejores.

Sin duda alguna, Adolfo Hitler ha sido uno de los mejores oradores de todos los tiempos, no por sus actos, si no por el hecho de haber convencido a millones de personas de cometer asesinatos en su nombre, empero, no sólo se trata de haber nacido con el don de la oratoria, ya que según Rodríguez (2008) “Adolfo Hitler, solía quedarse afónico tras sus discursos y terminaba absolutamente agotado. Después de cada aparición pública solía preguntar a sus colaboradores sobre cómo había estado.” Sin embargo, más allá de encontrar herramientas o técnicas desarrolladas por los mejores son sólo la pauta inicial para convertirse en un gran orador, la pasión y creer lo que uno está diciendo, también es parte del proceso para convertirse en un orador que pueda hacer llegar su mensaje a millones, así como decía William J. Bryan, (1899) “Orador es aquel que dice lo que piensa y siente lo que dice.” (William J. Bryan, 1899)

En lo personal, he tenido la oportunidad de poder expresar mis ideas en diferentes foros y con diferentes tipos de personas, desde pequeños de preescolar, hasta especialistas del área de la arquitectura, universitarios, coordinadores o dueños de organizaciones civiles y docentes de diferentes profesiones, empero, ese camino no ha sido sencillo, ya que he tenido que prepararme en diferentes áreas para poder cumplir mis objetivos empezando por la pasión, dice Jhon Ruskin, (1884) que “El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión.” Y como joven, es una de nuestras principales carencias, la experiencia en ese ámbito, ya que no cualquier joven tiene la oportunidad de pararse frente a un grupo de personas y es aquí dónde hablamos de la “credibilidad”, ya que eso se forja con entrega y coherencia entre lo que uno predica, piensa, habla y hace, decía Ana Polo (2010) “Es cierto que Churchill no tenía una forma de hablar que siga los manuales contemporáneos de hablar en público: tenía una voz excesivamente ronca, su dicción no era excesivamente buena, su entonación no era excesivamente candorosa. Pero la potencia de sus argumentos lo convirtieron en un gran orador.” Entonces, es importante que el orador no hable por hablar, sino que tiene que ganarse el derecho de hacerlo, ya sea en una clase, en una conferencia, un taller, en una relación, con unos amigos, entre otros escenarios de la vida dónde uno puede compartir un mensaje, también, dice Richard Whately (1837) “Nunca prediques porque tienes que decir algo, sino porque tienes algo que decir.

Según CIPAL (2014), plantea que los 10 mejores oradores de la historia fueron Pericles, Demóstenes, Abraham Lincoln, Winston Churchill, Mohandas Gandhi, Jhon F. Kennedy, Nelson Mandela, Martin Luther King Jr., Ronald Reagan y Barak Obama, la pregunta es ¿Si el mismo Winston Churchill decía que no era un buen orador, qué hizo para lograrlo? Si bien, en la lista que plantea el CIPAL no aparece Adolfo Hitler, según Rodríguez (2008) “Hitler recibió enseñanza teatral. Ensayó todos sus gestos famosos y hasta las expresiones faciales. Tuvo un profesor, Paul Devrient, que fue cantante de ópera. Le enseñó técnicas para su puesta en escena y también le enseñó a educar su voz.” Lo que se resume en que un buen orador no nace, se hace y diferentes estudiosos de la oratoria han determinado que el común denominador de esta lista de los grandes oradores es la perseverancia y la práctica.

Ahora bien, hablar de la “técnica perfecta” para convertirse en un excelente orador, sería como habar de cuál es la religión correcta, el partido político perfecto o la mejor manera para llevar una relación dentro del matrimonio, sin embargo, estudiar a los mejores como ya se había mencionado, nos dará una mejor visión de las técnicas que se pueden implementar para lograrlo, por ejemplo Winston Churchill (1954) decía que como número uno habría que enfocarnos a la “preparación, preparación y preparación”, después se tenía que “agradar a sus oídos y estimula sus mentes”, como tercer punto mencionaba que “sólo había que decir cosas importantes y relevantes”, luego “repite, repite, repite al practicar”, como quinto elemento decía que los “principios y finales: son lo más difícil, pero lo más importante”, como sexto punto que “las palabras han de ser cortas”, para seguir que siempre hay que plasmar “citas y estadísticas”, como penúltimo hablaba de  “practicar, practicar, practicar”, y como último punto decía que “antes de empezar, simplemente cállate”. Con lo anterior dice Ana Polo (2010) que “años más tarde, Churchill se convirtió en un brillante orador que supo transmitir entusiasmo a los británicos en los momentos más duros”. También dentro de las técnicas de la comunicación oral, como es nombrado el tema en curso, dice la Universia España (2010) que:

  1. Los mejores oradores son auténticos.
  2. Eligen las frases con cuidado.
  3. Todo gran orador mantiene su discurso breve.
  4. Los buenos oradores reescriben constantemente sus discursos.
  5. Es importante escribir con sentido propósito.
  6. Los grandes oradores compartes anécdotas.
  7. Un buen orador es organizado. Los mejores oradores practican sus discursos.

Con todo lo anterior podemos concluir que para ser un gran orador más que estudiar las técnicas para convertirse en uno, se tiene que tener pasión y convicción al hacerlo, ya que “a veces hablamos mucho y decimos poco. Para expresar más, conviene pensar más.” (Honoré de Balzac, 1820). Se puede decir que estudiar a los mejores es una de las estrategias mejor aplicadas, así lo han hecho por ejemplo los japoneses en el transcurso de su crecimiento económico como nación y esa misma técnica nos puede servir a los docentes para lograr comunicar nuestro mensaje a los alumnos. Sin embargo, no debemos sentirnos nunca superiores y querer tener la palabra, ya que “quién sabe hablar, sabe también cuándo ha de hacerlo.” (Pitágoras, 430 a.C.)

Por: Eduardo Ortiz

Arquitecto

http://www.about.me/edby7

Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Image

En el mes de Abril del presente año, se realizó en México la Primera Reunión de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz del Desarrollo a la cual acudieron 130 naciones, así como del Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) Ban Ki-moon.

Dicha reunión es uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio -a los cuales México está comprometido. Faltando menos de un año para evaluar si estos han sido cumplidos; en la  reunión se habló sobre las políticas y recursos que México ha destinado al desarrollo de otros países, como los acuerdos de cooperación con Centroamérica y el Caribe.

Entre uno de los ejes mencionados por el gobierno federal se encuentra la “Iniciativa global para la inclusión”, es decir, las propuestas para la Agenda de Desarrollo Post 2015, presentando el primer informe “El futuro que queremos para todos”[1]. El Ejecutivo señaló la importancia de la unión de representantes de gobiernos y de organismos no gubernamentales para crear políticas internacionales que contribuyan a la erradicación de problemas en los países que no se cuenta con los recursos necesarios para enfrentar problemas prioritarios como la pobreza alimentaria y salud.

“Los recursos deben movilizarse de todas las fuentes, privadas o públicas, tanto a nivel nacional como internacional, para impulsar el desarrollo incluyente de los países”, señaló Ban Ki-moon, haciendo énfasis en que los esfuerzos para erradicar el hambre han sido insuficientes y llamó al compromiso de la comunidad internacional.

OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL  MILENIO

Los ODM son propuestas y metas que se fijaron en el año 2000 por parte los países miembros de la ONU. Los objetivos son ocho:

  1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
  2. Lograr la enseñanza primaria universal.
  3. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.
  4. Reducir la mortalidad infantil.
  5. Mejorar la salud materna.
  6. Combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades.
  7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.
  8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

México y los ODM

Para la medición de estos objetivos se presentaron indicadores estandarizados, pero en el caso de algunos países estos han sido cumplidos antes de la fecha prevista (2015), es por esto que en 2005 se busco la creación de nuevos objetivos basados en los ocho anteriores.

En el caso de México algunos de los ocho puntos se han traducido en metas cumplidas, por lo que adquirió nuevos compromisos llamados Metas más Allá del Milenio (MMM)[2] . El progreso de México en el cumplimiento de estas metas ha sido en su mayoría satisfactorio, lo cual es un gran avance en el desarrollo del país, sin embargo, aún faltan por cumplir objetivos muy importantes como la erradicación de la pobreza.

El objetivo original relacionado a la erradicación de la pobreza se planteaba como “la reducción a la mitad de las personas que obtenían un ingreso menor a 1.25 dólares por día” y esto ha sido cumplido. A pesar de esto, aún tenemos 53 millones de pobres, lo que habla de un aumento en los precios de servicios y productos en el país, entre otros problemas, creando nuevos esquemas de pobreza. Dentro de los actuales compromisos MMM y podemos localizar el nuevo objetivo 1.D Reducir a la mitad la proporción de las personas en pobreza alimentaria entre 1990 y 2015,  que califica su progreso como insuficiente.

La educación es uno de los puntos a través de los cuales se puede incidir en la pobreza; a pesar de que las metas ODM han sido cumplidas, no ha sido el caso de las MMM, y en el país esto lo podemos ver en la tasa neta de matriculación en secundaria o el porcentaje de la asistencia escolar, por ejemplo.

“México ocupa el primer lugar en el numero de desertores escolares de 15 a 18 años”

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

En materia de salud y el objetivo cinco “Mejorar la Salud Materna”, México no ha cumplido el ODM original que es reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes; Guerrero, Oaxaca y Chiapas son los tres estados de la república con los más altos niveles de mortalidad, siendo estos mismos estados los que tienen mayor población en situación de pobreza.

Otros objetivos en los que México no ha podido lograr un avance significativo tienen que ver con el punto número siete: garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. Las emisiones de Dióxido de carbono han aumentado lo que nos califica como estancados en esa materia. Además, se redujo la proporción de superficie cubierta por selvas y bosques, causando gran impacto ambiental.

Afortunadamente no todo es malo. Las buenas noticias: México cuenta con colaboración internacional para el beneficio de las tecnologías; se redujo a la mitad las personas sin acceso al agua en zonas urbanas y rurales, así como la propagación del VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades graves, existe acceso universal a la salud reproductiva y se redujo la mortalidad en niños menores de 5 años, entre otros objetivos. Lo cual habla de que, a pesar de que aún falta mucho por recorrer, el trabajo conjunto puede y está logrando resultados. Cortesía de Alejandra Ortiz

5 cosas que debes saber sobre la Ley de Telecom

Globalización, una palabra que comenzó a sonar con mayor frecuencia cuando era apenas un estudiante de primaria, lugar dónde no enseñaban cosas que ahora ya no existen como el tema que Plutón ya no es un planeta o que la educación ya no te enseña temas, si no que ahora todo es por competencias y hasta las tareas son por correos electrónicos. Al llegar a secundaria y preparatoria nos hablaban sobre los problemas que existían en algunos países latinoamericanos, asiáticos y del medio oriente, donde a los residentes no se les permitía saber sobre los hechos que ocurrían en el mundo. Recuerdo conocer deportistas cubanos que escapaban en cuanto tenían la oportunidad para no regresar al saber sobre lo que ocurría en el “mundo actual”. Y bueno, que puedo decir si México… mi México aunque estamos a nada de Estados Unidos Americanos, en pleno 2014, nuestro gobierno toma decisiones que buscan privarnos de conocer la verdad. ¿Por qué cuándo se tomaron decisiones como la Ley de Transparencia hace algunos pocos años, ahora resulta que nos privarán de comunicados en radio, televisión e internet? Perdón, no nos lo privarán, sólo los “pudientes” tendrán acceso a esa información. Perdón de nuevo, no todos, porque al mismísimo Carlos Slim lo privarán de poder ser partícipe en algunas actividades que la Ley de Telecom permite y no. ¡Así de… está nuestra situación!

En lo personal, nunca he apoyado a un partido político, si a candidatos, y es dónde me entra una pequeña angustia. ¿Qué tenemos que hacer si darle tu voto a una persona que puede ser muy buena pertenece a un grupo de personas que no lo son tanto? Y hablo de todos los partidos políticos.

Si bien, siempre he dicho; “En vez de quejarte actúa”. Pero ahora resulta que hasta el “actuar” tendrá un pecado ante nuestras leyes nacionales. Me sorprender que personas tan “cultas” que conozco hayan apoyado a semejante persona que está en el Gobierno Mexicano, o tal vez por eso son tan inteligentes que están sacando beneficios ante la necesidad de la sociedad más vulnerable.

Dejaré la pequeña reflexión anterior sobre lo que un país como Estados Unidos Mexicanos puede ser o dejará de ser.

Aquí los 5 puntos que debemos saber sobre la Ley de Telecom.

La Ley de Telecomunicaciones que presentó Enrique Peña Nieto al Senado pone en riesgo la libertad en Internet. Aquí cinco razones sobre cómo la iniciativa de reglamentaria en telecomunicaciones nos afecta como usuarios.

1. Los proveedores podrán exigir un pago extra a los usuarios para obtener un trato preferencial. ¿Qué significa eso? que para tener una conexión estable tendremos que pagar más. En otras palabras, ¿quieres ver Netflix? Paga extra. ¿Quieres jugar videojuegos? Paga extra.

Internet se parecerá más a los sistemas de televisión, con menos contenidos gratuitos y más publicidad.

2.- Abre la puerta a la censura por derechos de autor. Adiós a las tardes de películas y música fresca. La Ley prohíbe reproducir o compartir fragmentos de contenidos y música protegidos con copyright, incluso para burlarnos de ellos.

Adiós a los videos de Peña equivocándose una y otra vez en un mismo discurso. Pensándolo bien, si yo fuera él, también impulsaría esta iniciativa.

3. Permite el almacenamiento de datos de los usuarios sin orden judicial. ¿Quién nos garantiza que las autoridades con acceso a nuestra información no estarán vinculadas con actividades delictivas y que no seremos presa de extorsiones? Porque claro, la corrupción de la policía no es un problema en México… ¿cierto? ¿Quién garantiza que nuestra información personal no será vendida a empresas particulares con fines comerciales?

Los proveedores de servicios -Telcel, Iusacell, etc.- deberán almacenar los datos de los usuarios por tiempo indeterminado y para que estén a disposición de todo tipo de autoridades -Ejército, Gobernación, PGR, Marina, etc.-, lo que viola el principio de privacidad sobre el que la Suprema Corte mexicana ya se ha pronunciado.

4. La propuesta permite que  proveedores de Internet censuren de forma previa los contenidos. Como en los peores años de la guerra sucia en México, el gobierno podría censurar contenidos que afectan a sus intereses.

La iniciativa busca legalizar casos de censura como el que documentó y denunció el portal 1dmx.org. Ver más… https://www.youtube.com/watch?v=m2zpjJteZPI

5. El gobierno podría bloquear, inhibir o anular de manera temporal la señal en eventos y lugares críticos.

Durante las manifestaciones, podría impedir que ciudadanos y periodistas  informen en tiempo real sobre abusos policiacos y violaciones a derechos humanos.

Imagen Cortesía de Coworking Monterrey

Image

Por: Eduardo Ortiz González

Arquitecto

about.me/edby7