VIVIENDA DE INTERÉS SOCIAL. UN FOCO DE ENFERMEDADES PARA MÉXICO.

por Humanitarian and Sustainable Architecture

Vivienda Social en México

VIVIENDA DE INTERÉS SOCIAL. UN FOCO DE ENFERMEDADES PARA MÉXICO. 

Hace un par de años estaba platicando con una familia en un municipio de García Nuevo León de una colonia construida con viviendas de tipo de interés social. Las construcciones que allí yacen tienen medidas de 3.50 metros de frente por 12.00 metros de fondo para familias de cinco o seis integrantes. Sin embargo, el problema no paraba ahí. Platicando con la familia, me contó que semanas atrás, habían encontrado a un jovencito de doce años (yo diría aún niño) a punto de violar a una niña seis; Tras el juicio en dónde se determinaría la situación del menor, se le preguntó: ¿Tu crees que lo que ibas a hacer es correcto?, a lo que el joven contestó – “claro que está bien, es algo normal, mi papá se lo hace a mi hermana todo el tiempo”.

Quiero recordar que en el 2009, México entró en un problema a nivel nacional en temas de seguridad social debido al aumento de robos, secuestros, enfrentamientos entre grupos delictivos, narco bloqueos, multihomicidios, entre otros hechos que posicionaron al la nación mexicana a nivel internacional cómo uno de los países más inseguros del mundo, misma situación que lo llevó según especialistas a que disminuyeran sus ingresos referente a turismo, inversiones de empresas internacionales, fuga de intelecto y empresarios, así como en el aumento de cierre de empresas de diferentes escalas, afectando así, en la economía de todos los sectores sociales de la nación, pero ¿cuál fue el factor?

“México a lo largo de su historia ha sufrido cantidad cambios que han afectado la manera en que sus ciudades y su población se han conformado y desarrollado a lo largo del tiempo” (Sánchez, 2010), factores que han se han visto reflejados también en el incremento en la migración de poblaciones rurales a las ciudades de mayor concentración como la Ciudad de México, Guadalajara, y Monterrey, quienes han tenido que buscar la manera de satisfacer a dichas personas en cuanto a infraestructura social como Educación, Salud, Empleo y Vivienda, siendo este último tema, uno de los principales problemas que los diferentes gobiernos han intentado solucionar con programas o instituciones como INFONAVIT, CONAVI, FONHAPO, Programa Nacional de Vivienda 2007-2012, Esta es tu casa (2010), CONOREVI, FONAVIR, FOVISSSTE, entre otros más que le permitirían a la población adquirir una vivienda que satisficiera las necesidades que cada familia requiriera, en dónde el resultado para la mayoría de dichos programas o instituciones, terminó siendo, la vivienda de interés social, pero ¿Qué relación existe entre los problemas mencionados que existieron en México a partir del 2009 con la vivienda de interés social en México o el intento de la violación de este jovencito a una niña de seis años?

Es importante mencionar que “para algunos economistas la vivienda es difícil de aceptar como elemento integral de la política macro-económica porque la consideran parte del consumo y no parte de la inversión” (Gilbert, 2009), por lo que se puede ver reflejado en el modelo de diseño y construcción de la ya mencionada, vivienda de interés social, carente según diversos especialistas en arquitectura, urbanismo, sociología, antropología y psicología, de habitabilidad y conectividad a las actividades diarias que realizan las personas que ahí viven. Según Lotito (2009) “el espacio vital puede definirse como aquel conjunto de hechos y circunstancias que determinan el comportamiento de un sujeto dado en un momento determinado”. Entonces, si la calidad de una vivienda puede afectar en el comportamiento de una persona, ¿cuáles fueron la bases para determinar que los modelos de vivienda de interés social que se están construyendo en las principales ciudades de México son las idóneas para que las personas puedan realizarse como ciudadanos de bien para una nación?. Es evidente que para los políticos mexicanos “mejorar la calidad de la vivienda no hace que una economía sea más competitiva. La importancia de la vivienda sube en la lista de prioridades solamente durante épocas de recesión cuando se utiliza como fuente de generación de empleos” (Gilbert, 2009) teniendo como resultado dichos modelos que yacen en las periferias de las ciudades mencionadas.

Es evidente que en México, la mayor parte de su población requiere de algún tipo de ayuda institucional, ya sea privada o pública, para poder adquirir una vivienda que les pueda ayudar a desarrollarse como individuos y ciudadanos, pero ¿realmente estas viviendas de interés social que están adquirieron las personas están satisfaciendo sus necesidades?. “A pesar de las peculiaridades que encontramos en el sector habitacional, es difícil comprender porqué la vivienda no ha sido admitida como un problema social” (Gilbert, 2009) si se ha determinado en diferentes investigaciones que la vivienda juega un papel indispensable para el desarrollo de una persona, entonces ¿qué estamos esperando para mejorar nuestros modelos de diseño y construcción de vivienda de interés social?

He estado trabajando en un par de colonias en los municipios de Benito Juárez, y García, en el estado de Nuevo León y es muy triste tener que ver cómo familias completas se desintegran por las carencias con las que cuentan dichas viviendas, en donde platicando con varias familias, me han comentado que varios jóvenes se han involucrado en el narcotráfico a causa de la desesperación que el espacio les genera, la lejanía con la que se encuentran de sus centros de estudios o trabajos, y la situación similar que viven otras familias. ¿Qué si creo que la vivienda de interés social en México es una de las principales causas del apogeo de la inseguridad en México en los últimos años? ¿Qué si creo que la vivienda es causa de violaciones de niños y niñas? Si, si lo creo, y no sólo creo que es una de las principales, sino que es la principal.

Tal vez lo más triste es ver como amigos y compañeros en redes sociales suben fotografías o te platican con emoción y júbilo que están construyendo casas en serie de este tipo de más de 3,000 viviendas. ¿Por qué los arquitectos nos llenamos de emoción ante semejante atrocidad social? No los juzgo, también las condiciones laborales (y que son pésimamente pagadas de entre ocho mil y once mil pesos mensuales con horarios de más de 10 horas al día incluyendo sábado) para la mayoría de los arquitectos, sobre todos los jóvenes recién egresados, se remiten a tener que trabajar para construir dichas casas, o de lo contrario tendrían que dejar de ejercer su profesión ante la falta de oportunidades, y eso, eso también es muy triste.

Yo preguntaría ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo lo debemos hacer? y ¿Cuáles son las formas en que tendremos que hacerlas?.

Por: Arq. Eduardo Ortiz González LEED Green Associate

http://www.arquitecturaparamiescuela.org